Miedo a volar. Vergüenza

Carrozas del Ecce homo, esos desfiles son probablemente los actos en los que he hecho más el ridículo, desde caracterizarme como Michelle Obama a bailar como Shakira, pasando por un miembro de los Bastris Bois. Incluso tuvieron la desfachatez de invitarme a dar una charla en el Centro Social Okupado y Autogestionado La Dragona de Madrid. Por otro lado, lo que cada uno hace a partir de las 3 de la mañana no es mester de blog.

La vergüenza.

Todo el mundo tiene vergüenza. Unos más y otros menos, eso va con cada uno. Pero, ¿por qué hay gente que parece que le da igual hacer cosas delante de otras personas?

La poca experiencia en estos aspectos me lleva por dos caminos semejantes pero importantes de manera individual y colectiva.

Confianza en sí mismo. Puedes hacerlo bien, muy bien, mal, muy mal, o como diría mi primo: “regulín-regulán”, pero cuando alguien tiene confianza en sí mismo, o como dirían los coaching que están de moda, “actitud“. Actitud, que no aptitud. Esa frase es una asignatura entera de primero de coaching.

Confianza en su actuación. Y esta otra parte, en mi caso es la más importante, de largo. Básicamente es el hacer algo con lo que te sientes a gusto. Es decir, creer que el espectáculo que vas a representar, la charla que vas a dar, la exposición que vas a llevar a cabo, o cualquier tipo de intervención es buena. Eso es la base de todo. Si es de humor tienes que confiar en que se van a reír, si es de política en que se van a convencer…

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s